El fenómeno ‘crowd’ y sus posibilidades

            Es curioso el fenómeno humano frente a tanta nueva herramienta tecnológica; tendemos a retirarnos del tablero y a dar cada vez más protagonismo a los aparatos y funcionalidades. Relegamos nuestra función a la pasividad del usuario que accede, observa y se retira, por mucho que intervenga en la conversación de la red. Es como si cediéramos ante la maravilla de la inteligencia artificial y admiráramos a nuevas entidades avanzadas, al igual que se contempla la genialidad de un robot.

            ¿Qué somos en medio de todo ello? ¿Somos masa, somos multitud, somos colectivo, somos sociedad? Yendo a la raíz del asunto, podríamos definirnos como un gran número de personas que consumimos de Internet como identidades individuales pero con patrones de comportamiento encasillables. No poseemos la connotación de la masa gris y sin rostro solo porque tenemos la posibilidad de modificar nuestra ventana al mundo y de pronunciarnos con un discurso totalmente novedoso. No todos lo hacemos, pero el hecho de que sea posible y de que un ser humano lo haga, por solo que esté, marca la diferencia.

            “Consumir contenido” no implica necesariamente pagar un precio por él; ni siquiera implica haberlo escogido. Cuando hacemos clic en un vídeo, muchas veces se nos obliga a ver un anuncio antes de poder entrar en el visionado que queremos. En otras ocasiones el diseño de las páginas web incluye elementos que no andamos buscando necesariamente pero por encima de los cuales pasamos la vista. La red es un reflejo de la humanidad y todo un medio en potencia para poder desarrollar la inteligencia colectiva y las estructuras sociales y de mercado que existen en la realidad fuera de la misma. Esta inteligencia colectiva nos muestra cómo individuos con ciertas cuotas de conocimiento pueden generar más y mejor conocimiento, colaborando entre ellos, y así crear una inteligencia que esté por encima de la del grupo en sí.

            El crowdsourcing es un medio por el cual una tarea que tradicionalmente estaba asignada a un único sujeto se traspasa a un número grande de personas en una convocatoria abierta. Origina una aplicación accesible para el trabajo y el uso de su resultado, convirtiendo a todo usuario en participante potencial del proyecto.

            Hoy en día es difícil encontrar a alguien que sea un sabio en todo, al contrario que hace un siglo; lo que es habitual es que cada persona sea sabia de un microsaber. Y ¿qué hacer con ello? Pues es muy útil compartirlo con la comunidad para construir un saber más global, el compendio de la información más práctico y accesible.

            La manera de agregar todo ese potencial de conocimiento y prácticas en un objetivo común es mediante la innovación abierta: la posibilidad de acudir a mecanismos externos a la estructura empresarial o asociativa y utilizarlos para mejorar y crecer. Que estos mecanismos puedan ser utilizados por quien quiera permite que todos se beneficien entre sí. Además, la libertad en el uso puede ocasionar la formación de un foro de “creadores de medios y de contenido” que contribuya a la optimización de los mismos y a la creatividad colectiva. En el crowdourcing pueden abrirse las puertas a la participación ciudadana para conocer cuáles son las inversiones más útiles y necesarias, aquellas por las que la gente está dispuesta a trabajar y dar lo mejor de sí misma en grupo.

            Un modelo muy popular de financiación de este tipo de iniciativas en la red es el crowdfunding; inversores, patrocinadores o donantes pueden contribuir económicamente en línea.

            Un ejemplo muy importante de crowdsourcing mantenido por crowdfunding es Wikipedia, la mayor enciclopedia de la red, que se actualiza continuamente y de forma abierta por sus propios usuarios, expertos o con conocimientos especiales. Sus puntos en contra son a veces la falta de fuentes, la subjetividad, la simplicidad del contenido, etc., que se pueden solucionar a través de la discusión entre lectores que corresponde a cada artículo. Sus puntos positivos son la actualización constante de contenidos, la gran accesibilidad y posibilidad de lectura en muchos idiomas, la enormísima variedad de artículos y la gratuidad.

Conchi Castellano Nogales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s